Cuando empecé ni tan siquiera sabía por dónde comenzar. Tuve momentos que parecía que me flaqueaban las fuerzas que aquello me superaba. Pensé que esta vez no podría realizarlo. Pero cada mañana renovaba mi empeño. Hasta que finalmente hoy lo he acabado. Ahora siento esa satisfacción impagable que da el esfuerzo. Y tengo la fuerza renovada para enfrentarme a los nuevos retos que me puedan surgir.

AB

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies