Presentación del libro: Del hechicero a la medicina actual. En el Hospital Clinic de Barcelona. Miércoles 13 de febrero a las 18 horas.

Reinicio esta bitácora con la finalidad de anunciar la presentación de mi nuevo libro:        «Del hechicero a la medicina actual»

Después de laboriosas gestiones, he conseguido la autorización para poder ofrecerlo, en uno de los lugares más idóneos de mi ciudad: El hospital Clinic de Barcelona. Sobre todo, si se tiene en cuenta la temática del ensayo.

En el acto, entre otros prestigiosos profesionales, estarán presentes, el CEO del Hospital Clinic Dr. Josep María Campistol, el Dr. Miquel Bruguera, presidente emérito del Col·legi Oficial de Metges de Barcelona y prologuista del libro.

El ensayo trata del desarrollo mis experiencias, durante el largo tiempo que, permanecí hospitalizado que, si bien, fue de forma discontinua, pude tomar consciencia de algunas carencias que, tanto médicos como sanitarios evidenciaron.

Aunque es un estudio que critica ciertas prácticas, de ninguna manera pretendo descalificar a la medicina, todo lo contrario, pues gracias a sus técnicas y la pericia de todos los que me atendieron, lo he podido escribir después de 11 años.

Eso independiente, después de haber sufrido una grave enfermedad que, hace unos lustros, se consideraba terminal, ya que fue, la que le costó la vida a mi padre. Por lo que tengo que reiterar mi agradecimiento y, también mi compromiso, a colaborar en los que mis conocimientos me permitan, en la mejora de esta loable profesión.

La gran parte de mi vida profesional transcurrió, dentro de la dirección de una consultora de management que, yo mismo funde. En aquellos años, los conocimientos de esta especialidad, eran desconocidos en este país, pues eran técnicas que provenían de Estados Unidos.

No obstante, he podido comprobar que, en la sanidad muchos de esos conocimientos, no es tan solo que no se practiquen, sino que, las facultades los ignoran. Esta cuestión, es precisamente la base, desde la cual creo que es necesario implementar una nueva manera de atender a los enfermos.

Empero, quiero hacer la aclaración que en absoluto estoy hablando de ninguna modificación que tenga relación con las técnicas que se emplean, ya que como lego que soy, no tengo nada que opinar.

Sin embargo, si que tengo una opinión autorizada que, me la da, los muchos años que me he dedicado a consultar grandes organizaciones. Y, ahí entiendo que hay que corregir ciertas prácticas, básicamente relacionales que, son las que expreso en el libro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *