LA CURIOSIDAD MATO AL GATO

Ser curioso tiene una doble paradoja. Lo que le puede suceder al que busca, es que encuentre precisamente –aquello que no buscaba-. Y al hallarlo se arrepienta de haberse puesto a buscarlo. Desde aquel momento nada volverá a ser igual que antes de empezar a buscar aquello que no buscaba, pero que encontró.images-9 Este relato podría cambiarse –por la preocupación-. Quien se preocupa constantemente, a no ser que tenga siete vidas como un gato pronto morirá. Como siempre te ruego que escribas lo que te ha inspirado esta lectura y, lo dejes reflejado en el blog. Y tambien como siempre ya sabes que si conoces a alguien que le puedan interesar estas cosas que escribo le recomiendes la bitacora. ¡Hasta pronto!

AB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.