LA CURIOSIDAD MATO AL GATO

Ser curioso tiene una doble paradoja. Lo que le puede suceder al que busca, es que encuentre precisamente –aquello que no buscaba-. Y al hallarlo se arrepienta de haberse puesto a buscarlo. Desde aquel momento nada volverá a ser igual que antes de empezar a buscar aquello que no buscaba, pero que encontró.images-9 Este relato podría cambiarse –por la preocupación-. Quien se preocupa constantemente, a no ser que tenga siete vidas como un gato pronto morirá. Como siempre te ruego que escribas lo que te ha inspirado esta lectura y, lo dejes reflejado en el blog. Y tambien como siempre ya sabes que si conoces a alguien que le puedan interesar estas cosas que escribo le recomiendes la bitacora. ¡Hasta pronto!

AB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *