Trata sobre el planteamiento equivoco de la educación moderna, que de forma coral todos hacemos y, las penosas consecuencias que tiene en nuestros hijos

Poco a poco se le enseña al niño a sentir un tipo de sentimientos que de otra manera no tendría

Tambien se le dice que debe sonreír ante cualquier ocurrencia; aunque está a él no le haga ninguna gracia

Además le enseñan a buscar la aprobación de las ideas propias, estando dispuesto a renunciar a ellas si los demás no las aceptan

Todo con un solo fin

 

Conseguir el adiestramiento

Para igualarlo de forma preconcebida a una sociedad que admite muy mal las gentes distintas

 

Para ello los padres y, los maestros se valen de castigos o de sobornos

 

Poco a poco la sociedad va encajando a estos jóvenes, para lo que les pudiera parecer una hipocresía, les parezca una conducta normal y razonable

 

Una vez se hallen comprometidos con esas conveniencias, serán los que formaran a las nuevas generaciones dejándoles el legado que de esta recibieron

Entre tanto a todos nos parece lógico

Llamar a esto educar y, preparar gente para el futuro

 

La puntuación que les otorgarán los maestros será causa de jolgorio y alegría por los padres

 

Poco importará si comprendió bien el tema o, no

Porque lo verdaderamente definitivo es la calificación
Pero si por el contrario son suspendidos los padres irán a pedir explicaciones al educador

 

Tampoco se escucharán sus razones

 

Lo principal es que el niño no pierda el año

 

Finalmente cuando se consigue el aprobado, poco importa como sea

 

Todos se dirán a sí mismos

 

¡Hemos conseguido hacer una persona de provecho!

 

Después solo faltara que llegue a la universidad con  la finalidad de obtener una titulación

 

Cuál. ¿No importa?

 

El caso es que sea un licenciado

 

Aunque en esa carrera hay una gran competencia y, este en franco desuso

Si luego no encuentran trabajo no será culpa de él

 

Todos sabemos cómo está sino este país

 

Es en ese momento cuando los jóvenes formados en las universidades de este país, no les quedará más remedio que emigrar o, quedarse en el paro

 

Por cierto si emigran y salvo excepciones, tendrán muchas posibilidades de desarrollar sus carreras solo con el pensamiento

 

Pues su realidad es que engrosarán en la legión de camareros de cafeterías

 

Pero a todo esto los padres orgullosos dirán que sus hijos se están defendiendo muy bien en el extranjero

 

Más tarde con el tiempo se habrán hecho mayores y, ya no estarán para controlarlos

 

Pero no porque no querran, sino porque sus achaques no les dejaran preocuparse de sus hijos

 

Y a partir de ahí comenzará otra historia

 

Con los hijos de aquella gente tan preparada que acabo trabajando vete a saber de qué

 

La historia la repetimos porque en ningún momento pensamos que lo importante es preparase para ser útil a la sociedad

 

Lo importante es licenciarse de lo que sea

 

Por eso si mis padres ni los tuyos pensaron de otra manera

 

¿Por qué se tiene que suponer que tú, yo y, todos no debemos pensar igual?

 

Una oda por las puntuaciones en las escuelas y, en las universidades

 

Aunque después la cruel realidad ya se encargará de puntuarnos

 

Claro que la suerte como todo juega su gran baza

 

De cualquier modo

 

¿Quién puede negar que la suerte exista?

Me gustaría saber lo que te ha inspirado esta reflexión y, como siempre te agradeceré mucho que lo dejes plasmado en el blog

 

Sin más hasta la próxima.

AB

 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies