La oruga y la mariposa.- Moraleja que posiblemente te convendrá leerla

-Una nueva versión de la zona de confort- En cierta ocasión había una oruga quien mientras se arrastraba por el campo coincidió con una mariposa…

Esta, le espeto, ¡hola oruga!

¿Sabes que un día yo fui como tú?

A lo que la oruga asustada le respondiócara de gusano

¿Me dices que tú eras como yo?

 

La mariposa le contesto, que sí que era cierto

Yo antes de ser como soy fui una oruga

¿Y te volviste mariposa para volar?

La mariposa reafirmando la pregunta de la oruga, le confirmó que así era

 

Fue entonces cuando la oruga exclamó

¡Y dime mariposa como es que dejaste de ser como yo!

 

Pues, porque es necesario que un día evolucionemos y podamos volar para hacer lo que muchos adultos deseamos, le indicó la mariposa

 

En ese momento fue cuando la oruga titubeante dijo…

entonces yo no quiero ser mayor, me da mucho miedo eso de volar

La mariposa le reprendió: sino vuelas serás infeliz porque tendrás que renunciar a muchas cosas, entre ellas a tu libertad, y eso te hará depender de los demás.

Entre tanto la oruga gemía diciendo que tenía mucho miedo a volar, la mariposa se fue volando

 

Aunque antes le aseveró…

Haces como muchas personas que por los miedos a crecer renuncian a las opciones que les ofrece la vida

 

De esta manera prefieren vivir en el mundo que siempre han conocido

 

Renunciando expresamente a una felicidad que nunca conocerán. O al menos, siempre será una felicidad plagada de coartadas que les justificaran todas las cosas a las que han tenido que renunciar

 

Mientras escuchaba lo que le decía la mariposa la oruga pensativa se quedó en el suelo

Entretanto la mariposa volaba sin renunciar a que un día la oruga se decidiera a cambiar y, con ello levantar el vuelo que le haría conocer todas las cosas que estaba experimentando ella

 

Querido lector

¿Qué te ha inspirado este cuento?

 

Tomás consciencia de lo importante que es romper esas amarras y, dejar atrás todo aquello que te liga al mundo donde naciste

 

Sí, me estoy refiriendo a ese lugar que te es muy conocido y, que te permite dejarte llevar sin tener apenas que pensar

 

Un lugar donde sabes lo que va a acontecer por la mañana, por la tarde y, por la noche también

 

Es eso sitio donde aceptas todo lo que te ocurre, por eso que tantas veces has escuchado

¡La vida la debes tomar como viene!

 

Y sin embargo, tú jamás te hiciste estas preguntas

 

¿Por qué tengo que dejar las cosas como están?

¿Por qué me tengo que conformar con la cuna donde nací?

¿Por qué creo que no voy a ser capaz de cambiar las circunstancias?

 

No escuches a una sociedad que te dice que te conformes con tu propia suerte

Incluso, pueden ser tus mayores quien con la mejor voluntad están aconsejándote aquello que también un día les aconsejaron a ellos.

Ojala que si te encuentras en esta situación o, en una parecida esta lectura te sirva de reflexión

Apreciado lector, estoy deseando leer lo que te ha inspirado esta lectura y, como siempre decirte que valoraré mucho tú opinión.

¡Hasta la vista!

AB

26 comentarios de “La oruga y la mariposa.- Moraleja que posiblemente te convendrá leerla”

  1. Es muy difícil, después de leer tu escrito, no pensar en el fondo , como nos reflejamos hacia el exterior? seguro que hay muchas orugas que les gustaria ser mariposas !!! y hay mariposas que quizas , nunca se permitieron ser orugas !!! como siempre tus escritos geniales …!!! gracias por ellos!!

    1. De acuerdo menos a la interpretación que haces de que hay mariposas que no les permitieron ser orugas, por una sola razón que nos guste o no todos nacemos orugas. Es a partir de ahi, donde deberias profundizar más en este asunto.
      AB

  2. Es ese quiebre, donde sabes que todo va a cambiar, donde aceptas el miedo como parte de la transformacion, donde lo encaras, y te dejas llevar, hasta darte cuenta que es parte del despertar, de la evolucion y crecimiento, que ese miedo vale la pena enfrentarlo, porque la satisfaccion y la dicha al momento de volar hace comprender todo el proceso. Finalmente, todo valdra la pena.

  3. En este momento soy como la oruga a mis 43 años tengo miedo, de enfrentar mis demonios, dejar de depender de los demás, a ser libre, ver todo lo que por mi misma puedo lograr, deseo ser como la mariposa, ya que tengo dos niñas, me gustaría que vuelen más alto que yo.

    1. Nancy todo consiste en proponerselo, en cuanto empieces te darás cuenta que las cosas no son tan difíciles como parecían. Me alegraría muchísimo tener noticias tuyas donde me dijeras que ya has comenzado ese cambio que tanto deseas.
      Saludos afectuosos Antoni Beltrán

  4. Admirado Sr. Antonio Beltrán,
    Su relato me ha hecho reflexionar, y me siento muy identifica. El miedo, es un gran obstáculo, superarlo nos ayuda a evolucionar.
    Mi más profunda admiración.

    1. Bueno Ambar, con este reconocimiento ya has dado el primer paso; de alguna manera demuestras tener consciencia de tu situación y con ello nada más te queda cambiar de actitud.
      De cualquier forma, si tienes dudas como lograrlo, puedes volver a escribirme adjuntando los motivos que te hacen estar asi y vamos a ver como te puedo ayudar.
      Saludos Antoni Beltrán

        1. Hola Lisbet, lo que escribes es muy importante, ya que ers consciente de lo que te ocurre, detras de tu situacion tiene que haber muchas dudas y desrientación, asi que te recomendaria que si lo deseas, te pongas en contacto conmigo, en el apartado que tiene el bog para ello.
          Un afectuoso saludo.
          Antoni Beltrán

    1. Hola Tamara, lo que escribes es muy importante, ya que ers consciente de lo que te ocurre, detras de tu situacion tiene que haber muchas dudas y desrientación, asi que te recomendaria que si lo deseas, te pongas en contacto conmigo, en el apartado que tiene el bog para ello.
      Un afectuoso saludo.
      Antoni Beltrán

  5. He visto los comentarios y quisiera ser como las mariposas ir de flor en flor no como las orugas pero mi consciencia no me deja por mucho que quiera desde mí punto de vista.

  6. Muy hermoso mensaje, lleno de esperanza para afrontar los nuevos desafíos de la vida, considero que muchas veces no estamos preparados para enfrentar esos cambios, pero nuestra esencia, nuestra formación nos ayudaran a lograrlo es difícil pero no imposible. Gracias.
    Yo experimente ese cambio al momento que me case, tuve que asumir la responsabilidad de ser esposa y madre, creo que uno nunca termina de aprender las cosas, pero es importante aprender de nuestros errores y fortalecer nuestras virtudes.
    Me gusto mucho la moraleja

    1. Hola Ma. del Carmen, me alegro mucho que hayas podido experimentar en ti misma el mensaje que lleva implicita la historia. Lo peor, y debido a la educacion de hoy, es que hay personas que no se atreven al cambio y quedan estaticas ante la posibilidad de evolucionar.
      Un fectuoso saludo.
      Antoni Beltrán

  7. Tienes toda la razón antoni a mis 35 años comencé
    A volar a tener mis propios pensamientos a querer ser libre y sabes algo me encanto dejar de ser la oruga?

  8. Por mucho tiempo fui una oruga q no me permitía volar en el momento indicado…por q siempre estaba pendiente y cuidando a los míos y ayudándolos a volar y yo quedé frustrada todo ese tiempo viendo volar a los demás y me quede atrás ..por mí insrguridad …espero q ahora q estoy comenzando a volar las alas no se me rompan…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *