Condenados a errar una y otra vez trasladando sus equivocaciones hasta el infinito

Curiosa respuesta que dan algunas personas cuando tienen un desengaño sentimental. Pretenden seguir sin analizar los hechos. ¿Para qué se preguntan? Prefiero no amargarme y continuar

 

Quienes tienen este tipo de comportamientos y siguen estos principios, están condenadas a repetir la historia vivida recientemente

La realidad de todo esto es lo deja a la aleatoriedad de las circunstancias

 

Es como si realmente cualquier cosa lo que les pudiera suceder no dependiera en absoluto de ellas

Sino que son los demás que se cruzan en su camino quienes les pueden traer la felicidad o no

Y a lo visto siempre son portadores de lágrimas

 

¿Puede haber más tristeza que vivir una situación así?

 

Porque esa es la experiencia a la que se ven sometidas estas personas

 

¡Maldita suerte!

 

Exclaman

 

Aunque puede parecer difícil de aceptar, hay legiones de ambos sexos que piensan así

 

Son ese tipo de gente…

Que se dejan llevar por las circunstancias sin pararse si quiera a analizar

 

Seria lo mismo a decir que creen lo que más les conviene. Y con ello rechazan cualquier alusión objetiva que no les gusta

Siempre se siente engañada por los demás

 

Aunque cabría preguntarse

 

¿Quién engaña a quién?

 

Y la respuesta que encontraríamos…

En que son ellas mismas las que se mienten

 

Quizás esta cruel realidad

No es percatada nunca por quien sufre esta situación

 

Ahí es donde deberíamos buscar las razones del por qué…

 

¿Este tipo de comportamientos?

¡Cruel verdad!

 

Cuando se buscan los motivos…

 

¿Y que es lo que se encuentra?

 

Pues lo que se halla…

Es una cultura larvada en la infancia

 

¡Sí! Son de sus mayores…

quienes los que les educaron por imitación

 

 

Estos les enseñaron…

a que interpretaran la vida dejando que las circunstancias fluyeran sin la propia ninguna intervención

 

Incluso algunos se jactan

 

¡De que es una filosofía de vida!

Arguyen orgullosos

 

Es tanta la ignorancia de los que actúan así…

 

Que entre ellos nunca se encuentran los responsables de lo que les ocurre

 

Como anteriormente he explicado

 

Tachan de culpables a los demás

 

Aunque bien les valdría la siguiente reflexión…

 

Nada ni nadie en la vida es culpable de nada

 

Si hay que encontrar alguna culpa esa es una invención de algunas religiones

 

Lo que la naturaleza explica por medio de las leyes físicas

 

Es que en el universo entero hay…

 

¡Consecuencias!

 

Dicho de otro modo cualquier acción, se corresponderá con un hecho

 

Ese elemental principio…

 

Es precisamente lo que las personas a las que me estoy refiriendo parecen obviar

 

¡Claro!

 

Detrás de todo esto no hay más…

 

¡Qué una comodidad en mayúsculas!

 

Pobres diablos, para que esforzarse

 

¡Sí al fin será lo que tenga que ser!

 

Que credo tan pobre el que han heredado de sus mayores

 

Tan pobre es, que les está costando su propia felicidad

 

No, no es que no quieran hacer las cosas de otra manera

Simplemente es que no saben

 

Si bien, lo más curioso de todo es cuando filosofean, sobre su forma de vida

Jantandose de ella como si esta fuera la unica manera de vivir

 

Condenados mientras vivan a repetir…

 

Una y mil veces más los mismos errores

 

Solo por el miedo atroz a enfrentarse a la realidad cotidiana

 

Asi son esos que por donde pasan dejan igual que los caracoles un surco de desconsuelo

 

Porque su pena no esta afuera sino que como imanes la traen hacia ellos mismos

 

Bueno y hasta aqui, he descrito esas personas que siempre se equivocan cuando se relacionan

 

Sin observar los detalles que les advertirian de las consecuencias

 

Ahora como siempre estimado lector te voy a rogar que escribas sobre lo que te ha inspirado esta reflexion

Y tambien como siempre, me despido con un hasta luego

 

AB

 

Suscribete al blog y recibiras todas las publicaciones

 

1 comentario de “Condenados a errar una y otra vez trasladando sus equivocaciones hasta el infinito”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *