Un día la raza humana se creyó perfecta. Todo su cuerpo era bello simétrico y armoniosamente equilibrado, entre las distintas partes que lo conformaban

Poseía dos ojos para ver mejor en ambos lados, dos orejas para escuchar todos los sonidos desde donde vinieran, dos brazos con sus dos manos para poder hacer útiles con que desenvolverse perfectamente, dos piernas con sus dos pies para poder caminar

Tanto es así que para darle más importancia al pensamiento tenían una sola cabeza y, en ella solo había una sola boca con la que resaltaban la importancia que tenían las palabras

 

Ante esta situación los humanos decidieron desafiar al cielo y, tratar a los dioses de igual a igual

¡Pobres mortales!

 

¿Cómo se pudieron atrever a desafiar las iras de los dioses?

 

La asamblea de dioses reacciono ante aquella osadía, el enfado fue tan grande que estaban dispuestos a reducir a la raza humana a la nada

 

Pero Cupido intercedió por ellos, quien con el fin de salvarlos se le ocurrió la siguiente idea

 

A partir de ese momento le sugirió a toda la asamblea que partiera el espíritu de los humanos en dos

 

De este modo los humanos cumplirían una pena, ya que estarían incompletos

 

Fue así como aparecieron en el globo terráqueo los hombres y las mujeres

Desde entonces caminarían errantes buscándose el uno al otro, para componer eso que los dioses habían descompuesto

 

En el mismo momento que se encontraban dos espíritus parejos surtía el amor, se fusionaban en un fuerte abrazo y, de allí nacían unos lazos dificiles de olvidar

 

Para que estos a su vez fueran vagando en busca de su descompuesta naranja

 

Todos se preguntaban

 

¿Dónde se hallara mi media naranja?

 

Eso puede explicar lo que les sucede a las gentes de nuestros días

 

Los hay tan pretenciosos que actúan al igual que misóginos, con capacidad para autoalimentarse de las cosas del espíritu y, también satisfacer sus necesidades humanas

 

¡Pobres diablos!

Me recuerdan la fábula de Esopo

 

La zorra y las uvas

…Cuando después de intentar varias veces alcanzar las uvas de aquella alta parra, se cansó y se dijo a si misma que estaban verdes… (sic)

 

Cuanta verdad albergan estas palabras

 

Cuantos autoengaños para no querer reconocer que en el corazón no cabe el orgullo

 

Eso es exactamente lo que les ocurre a las personas que transitan por la vida alardeando ser una naranja entera

¡Que no precisa de nadie para ser feliz!

 

Y en parte tienen razón

 

¡La felicidad se debe llevar dentro!

Pues bien saben los que están en esta situación que completamente felices, no lo son

 

Los humanos hemos nacido para compartir sueños y alegrías


 

Quizás las situaciones de extrema dureza que han padecido algunas gentes, les hace expresarse como lo hacen

 

No obstante quien se encuentre en esta situación no lo tiene todo perdido

 

Ante todo tiene que reflexionar

 

Y averiguar cuál es el motivo que no encuentra a nadie a su satisfacción

 

O también, porque no decirlo

Cuando han encontrado a ese alguien

Porque entonces es él quien no lo considera la persona ideal

 

De hacer ese ejercicio pronto hallara la razón y, una vez localizada habrá llegado el momento de darle una solución

Todo se reduce a hacer un balance de lo que uno podría ofrecer a una persona si la amara

Debería ser lo mismo que uno mismo valora en la persona que busca

Quizás resulta imprescindible mirarse en el espejo

 

Para comprobar de una manera neutral que es lo que se refleja en él

 

Seguro que lo primero que se verá es la cara

 

Pero…

 

¿Que transmite ese rostro?

 

Alguna vez has pensado

 

¿Qué imagen das a los demás?

 

¿O quizás estas tan ensimismado mirándote a ti mismo, que no te apercibes que también te miran los otros?

 

Sí, esa puede ser la realidad

 

Solo un ejercicio concienzudo podrá ayudarte

 

El amor es un estado transversal

 

Cuando llega se sufre como una eclosión de hormonas y endorfinas a las cuales no se les puede llamar a la cordura

 

Sino que es una exclamación de locura de un estado que en absoluto pertenece a la realidad

 

Eso es lo que nos diferencia a los demás animales del planeta

 

¿Recuerdas?

 

Esa fue precisamente la condena de los dioses a los humanos

 

¡Benditos dioses que nos trajiste a los hombres y mujeres, el amor!

 

Porque por más razonamiento que haya, nadie se puede escapar de esa sensación descontrolada que representa amar y ser amado

 

Ahora solo te queda reflexionar en todo esto que has leído

Como siempre te voy a rogar que escribas lo que te ha sugerido esta reflexión. Y también como siempre deseo que te haya sido beneficiosa

¡Hasta la vista!

AB

 

Suscríbete al blog y recibirás todas Las publicaciones

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies