Ante todo creo preciso delimitar lo que es ser inteligente. Pues de otro modo cualquier concreción sobre esta cuestión tiene todas las posibilidades de que pudiera caer en una pura banalidad

Hay múltiples definiciones de la palabra inteligencia

 

Pero por motivos de espacio las voy a concretar en una

 

Inteligencia es…

La capacidad de adaptarse a las continuas situaciones cambiantes que a buen seguro nos deparará el transcurso de nuestra existencia

 

Aquí es donde creo necesario hacer la pertinente aclaración

 

No se puede confundir inteligencia con capacidad de memorizar

 

Esta importante diferenciación, debe servir para despejar las dudas que siempre se crean en torno a la inteligencia

 

Pues esto establece un cisma dentro de aquellos que siempre se les ha podido considerar inteligentes, cuando no son nada más que gentes con una gran capacidad de retentiva

 

Como resultado a esta situación…

Es fácil observar una ingente cantidad de licenciados, los cuales tienen comportamientos que algunas veces rayan la estupidez

 

He de añadir que a lo contrario de lo que se puede pensar, hay 8 inteligencias, de acuerdo a como las definió Edward Gardner

 

Estas se dividen entre las siguientes capacidades…

 

Lingüística, Matemática, Espacial, Musical, Corporal cenestésica, Intrapersonal, Interpersonal y, Naturista

(Cualquier duda que pueda surgir con algún nombre, se puede consultar por cualquier medio telemático)

 

Con esto hago un colofón final a la aclaración sobre la inteligencia. Y entro directamente en la materia que motiva este artículo

 

Volviendo pues a la pregunta…

 

¿Cuál es el motivo por el que la gente inteligente les es muy difícil de tener amigos?

 

(Antes, sin embargo, debo hacer mención del artículo que llevaba el título: ¿Existe la verdadera amistad? Publicado el 17 de Octubre de 2,016)

 

En la referida reflexión dudaba de la posibilidad de que en realidad pudiera haber amigos y, posiblemente el presente  artículo, sirva para complementar el porqué de aquella afirmación

 

Parece lógico que las personas sientan la necesidad de contarse sus cosas, es más esto se halla dentro la genética de los humanos, ya que somos seres eminentemente sociales

 

Por este motivo no se podría comprender a nadie que no se mezclara con sus iguales, pues sería considerado poco menos que un neurótico

 

Ahora bien…


Estamos pensando en gente normal, esa con la que nos relacionamos cada día

 

Sí, es esa precisamente que he descrito anteriormente, que precisa contar las cosas a sus amigos

 

¿Pero qué pasa con esas otras personas que tienen una vida interior de la que se abastecen?

Me estoy refiriendo a un tipo de individuos que son distintos y, por ello salen de la normalidad previsible

 

Entre ellos coexisten todas aquellas profesiones liberales, donde se pueden encontrar…

 

Literatos, investigadores, pintores, escultores, emprendedores, exploradores de nuevas sensaciones y, todos aquellos que mantienen un pulso con la vida a fin de conseguir sus objetivos

Son gentes, que difícilmente pueden recurrir a otros para que comprendan sus cuitas

 

¿Por qué?…

 

Pues por una sencilla razón…

 

Lo que ellos plantean son cosas que jamás se cuestionarían sus interlocutores

 

Siendo de esta manera…

 

Como se puede pretender que alguno de estos personajes, busque el amparo en los otros

Y por cierto…

 

¿No es eso acaso la finalidad que tiene la amistad?

Visto de este modo, puede parecer que las personas con un elevado intelecto, se sientan en una franca soledad dentro de la sociedad

 

¡Y, sí es así!

 

Pero sin embargo, esta soledad está compensada

 

Te estarás preguntando…

 

¿De qué modo pueden resarcir esta situación?

 

La respuesta es obvia, ya la he explicado al principio

 

¿Recuerdas?

 

Son gentes con una gran vida interior

 

Donde luchan para vencer los obstáculos, desarrollando objetivos concretos

Quiere decir que ellos mismos son capaces de crear sus propios recursos, sin tener ninguna necesidad de recurrir a nadie

 

Esa es su propia grandeza, pero a la vez también su pesada cruz

 

Las personas que tienen este tipo de facultades

 

No pueden ser entendidos en modo alguno, por los otros

 

Sí, a esos que estamos considerando los demás

 

Pues como es natural

A ellos, les costaría mucho comprender aquello que son incapaces de experimentar

 

Triste realidad…

La que les toca vivir a los dos grupos de mortales

 

Los primeros, o sea aquellos que son más inteligentes, entenderán la amistad como una necesaria pérdida de tiempo

 

Entre tanto que los segundos

 

Aquellas personas que son normales, no podrán comprender jamás a esos huraños, asociales y, malhumorados personajes, que pasan su existencia sin participar a nadie de sus cuitas

 

Difícil situación la que estoy planteando…

 

Pues son dos mundos opuestos, pero con la particularidad que coexisten en el mismo lugar

 

Aunque creo que debería hacer una aclaración

En realidad, no se encuentran sus conciencias en el mismo universo de las cosas 

 

Si bien, debería incidir aún más en la explicación…

 

Las personas que he definido como inteligentes, son aquellas que tienen una percepción de su entorno muy superior, que aquellos que he considerado como normales

Esto hace que experimenten sus vivencias de un modo absolutamente distinto

 

Tan diferentes, que les resultaría incomprensible para el otro grupo

 

Es evidente que aquí no estoy destacando qué grupo se encuentra en posesión de la razón

 

Porque realmente no hay razón que dilucidar

 

Solamente se plantean dos posibilidades

 

Aquellos que necesitan y valoran la amistad

 

O los otros, que la rechazan de plano, porque no la encuentran necesaria

 

Es por esta razón, que decía que posiblemente este artículo complementaría al anterior ya mentado, donde ponía en duda la existencia de la amistad

 

Dos formas de entender la vida frente a frente

 

Estoy en la seguridad, que podrá haber alguien que al leer esta reflexión se pueda sentir molesto

 

Pues le costara aceptar que estemos conviviendo en el globo dos grupos de gentes tan antagónicas

 

Quien lo vea así…

 

No dudo que pertenecerá al grupo de esos que están considerados como normales

 

Pues los otros, ni si quiera se lo plantearán

 

No, por su condición de inteligentes

 

Sino más bien…

 

Porque son incapaces de entender la amistad, del mismo modo que la entienden el otro grupo

 

La razón resulta muy fácil de comprender

 

Y es que no le encuentran ninguna utilidad práctica

Contra esto, habrá quienes dirán que en la amistad no debe caber el interés

 

Claro que los que hablan así, parecen obviar el tipo de interés al que se refieren

 

Pues como ya he desarrollado anteriormente, es evidente que en la verdadera amistad no caben los intereses monetarios 

 

Pero si los otros, los que permiten encontrar amparo ante las distintas situaciones que plantea la vida

 

No quisiera acabar esta reflexión, sin dejar bien claro mi postura al respecto, entiendo que las personas que defino como inteligentes no les veo más mérito, que no sea porque han nacido así
Mientras por el contrario, las personas que por definirlas de alguna manera las he considerado como normales, de acuerdo con la etiqueta que les doy, son la gran mayoría

 

Estas últimas gozaran de la amistad de un modo que las primeras serán incapaces de entender

 

Pues como decía son dos mundos opuestos

 

Donde tan raro puede sonar para una mayoría, que alguien diga…

 

¡Yo no tengo amigos!

 

Como por el contrario para esa minoría, cuando escuchan…

 

¡Soy feliz porque tengo muchos amigos!  

Bueno y, ya hemos llegado al final

 

Como siempre te voy a rogar que una vez leas detenidamente este artículo, escribas a que reflexión te ha llevado lo que has leído.

Y también como siempre me despido de ti hasta el próximo capítulo, que como de costumbre lo enfocaré desde un punto de vista distinto a lo que generalmente se expone por ahí.

AB

 

Suscríbete en el blog y recibirás los artículos directamente        

   

 

 

            

 

 

 

   

 

    

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR