Nada más nacer se nos provee con una imaginaria bolsa para que podamos guardar todos los recuerdos. Primero serán las indicaciones que nos darán nuestros padres en forma de preceptos de obligado cumplimiento, después se irán depositando dentro de la mentada bolsa otros recuerdos, algunos se configuran y, les darán forma a nuestros miedos, otros crearán nuestras inseguridades, hasta que finalmente irán entrando paulatinamente las emociones frustradas que nos proporcionarán las vivencias de los distintos amores. Lo peor de todos ello, es que algunos no solamente nos harán infelices a nosotros, sino también a las personas con que nos relacionemos.images-9 ¿Y todo eso por qué? Pues porque el modelo mental que nos crearon nuestro padres, dieron forma unas gafas para ver el mundo y, ellas nos han hecho así. Por cierto y si te preguntas: ¿qué pasa con las cosas buenas que nos ocurrieron? Pues si te digo la verdad esas no se cargan en la pesada mochila, sino que literalmente se las lleva el olvido. Ahora piensa en tu mochila mental y, cuantas cosas hay dentro de ella que tendrías que desalojar, pues estoy seguro que está lectura te puede ayudar mucho. Si, piénsalo y, ya me lo dirás. Tus comentarios en el blog pueden ayudar mucho a los demás, así que te ruego que reflejes por escrito lo que te ha inspirado este escrito. Gracias por adelantado y, hasta la próxima.

AB

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR